Depilación Médica Definitiva

Luz Intensamente Pulsada

La Luz Intensamente Pulsada (IPL según sus siglas en inglés) es una forma de emisión de luz con un amplio campo de aplicación.

Se trata de un método seguro, indoloro y que no requiere tiempo de recuperación.

El IPL se caracteriza por permitir una modalidad de trabajo mas flexible (eleccion de la longitud de onda, fraccionamiento de la energia, modulacion de intervalos de tiempo) adaptandose a cada caso particular.

Esta energía lumínica hay que aplicarla siempre en dosis precisas, lugares adecuados y supervisado por un medico especialista.

Es utilizado en terapéuticas faciales y corporales.

IPL con Crioterapia

Tratamiento rápido, seguro y eficaz

La LUZ PULSADA INTENSA (IPL) es el primer procedimiento aprobado por la FDA de los EE UU para eliminar de manera eficaz el vello no deseado en todos los tipos de piel. Además los equipos más modernos, como el de nuestra Clínica, aplica frío conjuntamente.

¿Cómo funciona?

Este tratamiento se basa en un efecto denominando fototermólisis selectiva (foto: luz; termo: calor; lisis: destrucción y selectiva: sólo actúa sobre el target a tratar) que destruye el folículo piloso por medio de la energía luminosa. El pelo absorbe energía de la luz que le proyecta el aparato y se calienta de tal forma que se destruye; es por ello que no se vuelve a regenerar.

Ademas, el cabezal del equipo  genera frio durante la aplicación de la luz pulsada, haciendo el procedimiento indoloro y comodo para el paciente.

Beneficios

›- Deja la piel tersa, suave y rejuvenecida por el efecto estimulante de la luz sobre el colágeno.

›- Mejora el acné.

›- Se realiza en cualquier parte del cuerpo y en grandes zonas en una misma sesión.

›- Es indoloro por el crio incorporado en el mismo cabezal.

›- Respeta la piel, sus glándulas sebáceas o sudoríparas.

›- No es cancerígeno porque la luz que emite está en el rango de la luz visible e infrarroja.

Preguntas Frecuentes

›¿Cualquier persona puede depilarse?

La mayoría de los pacientes pueden ser tratados mediante esta técnica. Es ideal para aquellas personas que persiguen la comodidad de olvidarse de la depilación, pero también es eficaz para tratar a los pacientes que padecen patologías de crecimiento anormal de los folículos pilosos. Aun así, el especialista deberá tener en cuenta cada historial médico.

›¿El tratamiento es igual para todos?

Es un tratamiento totalmente personalizado ya que el médico debe ajustar los parámetros tales como por intensidad y tiempo, basándose en las características individuales de cada paciente: fototipo de piel, densidad y localización del pelo.

›¿El tratamiento debe ser realizado por un médico?

Sí, ya que es quien confeccionará la historia clínica, investigará si existen desequilibrios hormonales (ováricos, suprarrenales, tiroideos), examinará la zona a depilar para descartar patologías dermatológicas y le informará qué medicamentos se deben evitar por ser fotosensibilizantes, así como también son quienes programarán el tratamiento de acuerdo a las características particulares de cada sujeto.

›¿Se pueden hacer varias sesiones en un mes?

Los vellos pasan por tres fases de crecimiento y para que la luz pulsada lo pueda destruir, éste se debe encontrar en la fase más activa de crecimiento, llamada anágena (adulto, maduro y cargado del pigmento melanina). Por esto es que el método debe ser aplicado en varias sesiones para eliminar todo el vello, variables según las características individuales de cada paciente.

›¿Cuántas sesiones son necesarias?

Depende de la zona a tratar, del color y del grosor del pelo, aunque el número medio de sesiones oscila entre 6-8 sesiones para miembros inferiores y 12 para el rostro. Normalmente se necesitan de diez a treinta minutos por sesión.

›¿Es posible conseguir la depilación definitiva?

Cada tratamiento consigue eliminar un porcentaje de folículos pilosos, que efectivamente desaparecen de forma definitiva. Sin embargo siempre hay folículos pilosos en fase de reposo en los que antes o después crecerá un pelo nuevo. El tratamiento mediante IPL consigue reducir el número total de pelo en una zona determinada de la piel logrando que el pelo residual sea apenas perceptible. Por otro lado se ha observado que el pelo nuevo emergente es más débil y más claro que el que había originalmente en el lugar tratado.